Imprimir

Políticas locales en favor de la parentalidad positiva

La FEMP y el Ministerio de Sanidad y Política Social quieren que los Ayuntamientos apliquen políticas de apoyo a las familias, basadas en el principio de la parentalidad positiva. Para facilitar esta tarea han elaborado un documento que reflexiona sobre las responsabilidades parentales en la sociedad actual, caracteriza las medidas que pueden realizar y proporciona orientación sobre los servicios y programas aplicables en el ámbito local.

El documento es resultado del Convenio Marco de colaboración firmado entre el Ministerio de Sanidad y Política Social y la FEMP y se inscribe en la actuación destinada a promover las políticas locales de apoyo a la familia.
 
En la presentación del documento han intervenido el Director General de Política Social, de la Familias y la Infancia, Juan Carlos Mato, y la Secretaria General de la FEMP, Isaura Leal, acompañados de la Vicepresidenta de la Comisión de Bienestar Social de esta Federación, la Alcaldesa de Avilés, Pilar Varela.
 
El trabajo revisa la función educativa y de socialización que desempeña la familia y la pone en relación con su potencialidad para generar capital social y para contribuir al desarrollo social. Además, introduce algunos resultados y conclusiones de estudios realizados sobre las necesidades de asesoramiento educativo que perciben los propios padres y madres para el ejercicio de su rol parental.

Retos y recomendaciones
 
El documento afirma que la familia goza de buena salud como institución social, pero también que es necesario aunar esfuerzos para que cuente con oportunidades de desarrollo de la labor que desempeña. El primer reto sería desarrollar un enfoque proactivo en el trabajo con familias, lo que requiere de mejoras de las redes de servicios, programas y recursos. En segundo término, garantizar la estabilidad de los técnicos que atienden estos servicios y programas, proporcionándoles además una buena formación multidisciplinar y propiciando el trabajo cooperativo y en red.
 
Por último, propone potenciar los sistemas de calidad y de buenas prácticas en los servicios de apoyo a la familia y hacerlo de forma planificada. Las políticas familiares, según los autores del trabajo, deben estar conectadas con la investigación y con las buenas prácticas profesionales, potenciando el triple eje de investigación, innovación y desarrollo.
 
Las políticas locales de apoyo a la parentalidad positiva pasarían, entre otras medidas, por la potenciación de los servicios de mediación familiar, los puntos de encuentro o los centros especializados que proporcionan asesoramiento o intervención para mujeres, menores y familia. También con servicios y centros de día, de ocio y tiempo libre, ludotecas, ciber-aulas o servicios de ayuda a domicilio.
 
El documento también recomienda además programas o actividades ligadas al ocio familiar compartido, las relaciones intergeneracionales, la inclusión de miembros familiares dependientes, la promoción de estilos de vida saludables para la familia y, por supuesto, la conciliación de la vida familiar, laboral y personal.
 
Una respuesta próxima e integral
 
La Secretaria General de la FEMP, Isaura Leal, subrayó que las medidas tomadas en el ámbito local son particularmente importantes para ofrecer una “respuesta próxima, integral y más ajustada” a las necesidades y características de las familias. La representante de la Federación Española de Municipios y Provincias afirmó que esta área de actuación es de un “creciente interés” para los responsables de las políticas locales y para los técnicos de los servicios municipales que tienen como destinatarios a los menores y la familia.
 
Del mismo modo, puso de manifiesto que la gran variedad de formas familiares y la diversidad cultural que conviven en nuestra sociedad, obliga a redefinir los roles de género dentro de la familia para conciliar mejor la vida familiar, laboral y personal, aportando soluciones a los problemas derivados de unos horarios laborales muy extensos de los padres, de la irrupción masiva de medios audiovisuales en el escenario familiar, de las situaciones de desprotección del menor y de violencia de género, o de presencia en la familia de miembros discapacitados o dependientes.
 
La Alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, se refirió a la parentalidad positiva como un concepto novedoso que abre un campo de trabajo muy amplio en el marco de las políticas sociales de los Ayuntamientos, unas políticas cuya importancia destacó al señalar que “de nada sirve crear un territorio con progreso económico si no sostenemos el medio ambiente o no somos capaces de apoyar políticas públicas que aseguren la cohesión social; las políticas que tienen que ver con las familias y con niños, niñas y jóvenes, están en el centro”.
 
Por su parte, Juan Carlos Mato señaló a los municipios como lugar privilegiado para la aplicación de políticas sociales, y sobre el documento presentado destacó que “une práctica y reflexión y añade conocimiento científico” con el propósito de ofrecer una línea de trabajo para dar mayor solidez en un futuro próximo.

Este sitio usa cookies propias y de terceros Ver política