Imprimir

Los becarios, los que más aprueban

Los universitarios beneficiarios de becas generales del Ministerio de Educación aprueban el 79 por ciento de los créditos matriculados, con lo que superan en 14 puntos la media de rendimiento de todo el alumnado, que es del 65 por ciento.

Son datos del año académico 2008-2009, último con datos disponibles, publicados en el informe ministerial "Datos y Cifras del Sistema Universitario Español. Curso 2011-2012".

Los estudiantes becarios de la rama de Ciencias de la Salud alcanzan un rendimiento del 87,1 por ciento; del 83 por ciento en Artes y Humanidades; del 80 por ciento en Ciencias Sociales y Jurídicas; del 78,8 por ciento en Ciencias y del 67,9 por ciento en Ingeniería y Arquitectura.

En cuatro de las ramas, los becarios obtienen un rendimiento de entre 14 y 16 puntos por encima del total de estudiantes universitarios, pero los de Ingeniería y Arquitectura sólo superan en 10 puntos la media de todos los alumnos de estos estudios.

Esto se corresponde con la "menor exigencia académica" para continuar con la beca de estudios para ser ingeniero o arquitecto.

Si se analiza el rendimiento académico según el umbral de renta de alumnos con beca, se puede observar que aquellos estudiantes que están en el umbral 1 (el más bajo para su obtención) tienen unos resultados ligeramente superiores al del resto de becarios: el 82,5 por ciento frente al 79 por ciento.

El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunció hace dos semanas una revisión del criterio del rendimiento académico en la concesión y renovación de las becas para que sea "más exigente", porque es de "justicia social", aunque "sin disminuir" los recursos destinados a esta partida.

Las becas, señaló, se han convertido en una asignación "no competitiva", pues basta con aprobar con la calificación mínima el 80 ó 60 por ciento de créditos matriculados por curso, según la carrera, sin que influya si se obtiene un nota mejor.

En el curso 2010-2011, fueron 262.264 los que obtuvieron una beca de carácter general o de movilidad del Ministerio de Educación para cursar estudios universitarios.

Todos ellos se matricularon gratuitamente, a lo que se añaden otros componentes por razón de la renta familiar (beca salario o ayuda compensatoria) o de la distancia entre el domicilio familiar y el centro de estudios.

El importe pagado por el Ministerio directamente a los becarios fue de 586,2 millones de euros en total, aparte del coste de las matrículas, que el Gobierno paga directamente a las Universidades y que se cifra provisionalmente en 220,78 millones de euros.

Fuente: Canarias 7

Este sitio usa cookies propias y de terceros Ver política